domingo, 13 de enero de 2013

Antes de tu llegada



Siempre hay miedos durante los meses de embarazo, miedo a lo desconocido, miedo a la falta de control que tenemos sobre ese proceso, que sigue su curso " la Naturaleza " y aunque los avances van en la dirección de ir detectando precozmente muchas anomalías, todavía hay muchas cosas (casi todas) que desconocemos.

Por todo ello, una se va preparando para llevar un embarazo lo mejor posible, pero lo que más nos inquieta es el gran momento “El Parto”

¿Cómo me pondré de parto?, ¿sabré distinguir qué ha llegado el momento?, ¿sabré hacerlo?, ¿de noche o de día?, ¿como soy primeriza cuantas veces me mandaran para casa, por una falsa alarma? ¿Si estoy sola qué hago?¿Romperé aguas?......

Para tener un control “relativo” digo relativo, porque:


 - es muy fácil, respirar en unas clases de relajaci
ón, cuando vas a las siete de la tarde ,después de una jornada laboral igual que antes de estar embarazada, la relajación la hacíamos todas perfectamente.
- es fácil sentarte en una pelota de pilates a hacer los ejercicios y las respiraciones que la matrona te ha enseñado, cuando estas de 32º semanas. Es más, es fácil hacerlos en tu casa, porque sin dolor y sin nervios no le gritas a tu pareja…. Por favor llama al anestesista!!.
- creer que una sabe empujar, porque le han dicho como tiene que hacerlo, pero vamos que cuando una está en el momento "parto", a ver quien se acuerda de cómo era aquello de empujar- respirar……



Para este control “relativo” vamos a unas clases,que donde yo vivo se llaman: “Clases de preparación al parto” y las más modernas van diciendo “Educación Maternal”se llame como se llame ,allí vamos muchas “gorditas” todas con una ilusión que nos uneel nacimiento de nuestro bebé y que todo salga bien. Estas clases te ayudan a tomar conciencia del momento, a darte pistas de cuando ha llegado la hora de coger el bolso, a intentar identificar las posibles complicaciones, a mostrarte las diferentes posibilidades que tienes para poder elegir…..

Y además algo que creo que es muy importante, te identificas con otras futuras mamás que están de perdidas igual que tu, con las mismas dudas, miedos, y con muchas preguntas…. muchas por resolver….. por el mismo misterio que le une al Embarazo y al Parto.

Estas mamás que probablemente veas en el hospital, porque con alguna de ellas coincidirás en la FPP (fecha probable del parto) que te dará alegría verlas y saber que todo ha ido bien, es más que sus caras no se olvidarán, porque las verás en las vacunas, en las revisiones de los peques, porque hay algo que nos ha unido para siempre, tuvimos un hij@ en la misma fecha. Tendremos los mismas alegrías, mismas dificultades en los mismos momentos y cuanto te encuentres con ella querrás saber como les va. ¿Nos ha pasado nunca que vuestra mamá os ha dicho? “ con la mamá de esa chica que has saludado fui yo a las clases”… Por eso el primer dia de las clases lapresentación de la matrona fue:

“Buenos días a tod@s”, seguro que alguna de vosotras os haréis amigas, porque nos quedan 11 clase por delante y esto que vamos a ver une y vamos que si une!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Como buena primeriza, tomé buena nota de todo lo que me contaban, y os contaré que hice algunas de las cosas que me recomendaron, os podéis imaginar después de todo el dia trabajando, andaba una horita en mi paseo con el perro, llegaba a casa, un bañito relajante, y después de cenar, sobre las diez más o menos me subía yo en esa pelota de Pilates azul ( que todavía ronda por mi casa, primero para hacer los ejercicios para recuperar el suelo pélvico y después para hacer los ejercicios de psicomotricidad con la peque)….. Con un buen vaso de una infusión relajante y venga a dar giros, hacia la derecha, hacia la izquierda  y delante- detrás y mientras tantos practicaba la respiración y el futuro papá masajeaba la zona lumbar…… Vamos que cuando aquello acababa, no es que yo durmiera bien, sino que caía como un lirón hasta el dia siguiente con el mismo baile de la pelota….


Pero todo llega y como nos decían en las clases “eso sale, tranquilas y no ponerse nerviosas, porque eso no se queda dentro, eso sale seguro” y mi día llegó:


Como buena primeriza, tomé buena nota de todo lo que me contaban, y os contaré que hice algunas de las cosas que me recomendaron, os podéis imaginar después de todo el dia trabajando, andaba una horita en mi paseo con el perro, llegaba a casa, un bañito relajante, y después de cenar, sobre las diez más o menos me subía yo en esa pelota de Pilates azul ( que todavía ronda por mi casa, primero para hacer los ejercicios para recuperar el suelo pélvico y después para hacer los ejercicios de psicomotricidad con la peque)….. Con un buen vaso de una infusión relajante y Alá a dar giros, hacia la derecha, hacia la izquierda  y delante- detrás y mientras tantos practicaba la respiración y el futuro papá masajeaba la zona lumbar…… Vamos que cuando aquello acababa, no es que yo durmiera bien, sino que caía como un lirón hasta el dia siguiente con el mismo baile de la pelota….


Pero todo llega y como nos decían en las clases “eso sale", tranquilas y no ponerse nerviosas, porque eso no se queda dentro, eso sale seguro y mi día llegó: